Al final, llévame

Ha transcurrido ya una semana y sigo llorando al escuchar las canciones de Ciëlo. Cocó, mitad del grupo peruano junto a Mario, fue encontrado el pasado domingo masacrado a puñaladas en su piso de Madrid. Presuntamente se trata de un simple robo aunque aún no se ha podido detener al autor o autores del cruel asesinato. Algunos periódicos destacan la homosexualidad de la víctima, otros su bisexualidad, pero de su obra apenas hablan. Nada sorprendente, por otro lado. Cocó y Mario llevaban desde comienzos de los 90, cuando se mudaron a nuestro país huyendo de la dictadura, creando canciones brillantes bajo el nombre de Silvania. Por entonces, su música era próxima al pop atmosférico o ensoñador que tan de moda estaba en el Reino Unido y prácticamente eran los únicos en este país que optaban por esa fórmula. Mientras sus compañeros se dedicaban a cantar en inglés y copiar a los grupos de pop ruidoso británicos y estadounidenses haciendo básicamente el ridículo, ellos destacaban -junto a otros grandes como Los Planetas o Sr. Chinarro- por cantar en castellano y por mostrar una personalidad propia. Sin embargo, siempre fueron unos bichos raros y a pesar de grabar para un sello como Elefant Records nunca fueron demasiado queridos por el público indie. Quizás su postura crítica hacia el camino que seguía el pop español y su ligera pretenciosidad hizo que se les admirara con reservas, a pesar de grabar un disco como “En cielo de océano” que no solo es uno de nuestros clásicos sino una de las grandes obras del llamado shoegazer. Poco a poco fueron coqueteando con la electrónica al igual que otros grupos británicos como Insides o Seefeel, a quienes admiraban, y hasta llegaron a publicar un álbum de remezclas a cargo de las luminarias de la electrónica internacional como Autechre. Ya con el último disco bajo el nombre de Silvania y su colaboración con Prozak -Radio-, se alejaron definitivamente del pop optando por estructuras cercanas a la electrónica abstracta.

Pero cuando creíamos que los habíamos perdido de vista definitivamente, regresaron el 2001 con una serie de EPs bajo el nombre de Ciëlo en los que nos ofrecían un techno pop ochentero puesto al día siguiendo los designios de sellos alemanes como Kompakt o Basic Channel. Ellos siempre tan a la última, tan modernos, como unos Aviador Dro o Glamour (los de Valencia) actualizados a la nueva electrónica alemana. Entonces llegó el primer disco, “Un amor mató al futuro”, que era una verdadera maravilla, lleno de grandes canciones bailables en las que uno podía disfrutar de la técnica más vanguardista acompañando a unas melodías de corte clásico, que cantaban las cálidas voces de Cocó y Mario. En el 2007, publicaron -también en su sello Click New Wave- su segundo álbum, “Paraíso vacío”, y un disco de remezclas para el sello mexicano Static Discos a cargo de, entre otros, Isan, Electronicat y Ascii Disko. Siempre fui muy fan de estos dos chicos, de sus elegantes letras llenas de poesía, de su atrevimiento y de su postura valiente a la hora  de llevar el pop cantado en castellano hacia las nuevas tendencias. Para mí, Ciëlo siempre serán el mejor grupo de techno pop que ha existido en este planeta porque simplemente eran el último gran grupo de techno pop.


Ciëlo – Interferencias (de Paraíso vacío)

Ciëlo – Siempre tan lejos (de Paraíso vacío)

Ciëlo – Patricia (de Un amor mató al futuro)

Ciëlo – Vamos a caminar (de Vamos a caminar EP)


octubre 5, 2008. Uncategorized.

2 comentarios

  1. 360º de Separación replied:

    Cesc:

    “Mientras sus compañeros se dedicaban a cantar en inglés y copiar a los grupos de pop ruidoso británicos y estadounidenses haciendo básicamente el ridículo….”

    Grande, Cesc, muy grande :-)

    En cuanto a Ciëlo la verdad es que nunca me he molestado en conocerles, la verdad, supongo que ahora es el momento. Voy a ponerme con ellos…

    Saludos,
    Manuel Soleado

  2. Cesc replied:

    Muchas gracias Manuel :)

    Yo de esa época salvaba a Penelope Trip -estoy super ansioso de ver publicado un nuevo disco de Tito Anti- y a los grupos de Barcelona, Peanut Pie -del malogrado DJ Sideral- y Minema, aunque a estos últimos quizás los salve porque representan una época muy especial, postolímpica, en la que hubo mucha gente que hacía cosas interesantes por aquí. Todos se reunían en la antigua sala Nitsa -en la parte alta de la ciudad-, para bailar -la pista era giratoria-, drogarse, ligar y montar grupos, siempre atentos a los grandes pinchadiscos -por entonces empezaba el Sónar-, todos muy jóvenes, guapos, super cool y talentosos… Yo era aún más jóven y los veía un poco como los hermanos mayores, aunque como es de esperar nunca entré en ese grupo, básicamente porque mis padres no me dejaban salir mucho y tal…

    Por cierto, este fin de semana fui a su casa y me puse a rebuscar entrevistas a Silvania entre las revistas de entonces y me encontré con una sorpresa bien curiosa. Disco 2000 (revista barcelonesa de música y tendencias, mezcla de prensa musical y el Hola). Nº 9. Verano 96. Entrevista a Minema. Le pregunta una camarera de la sala New York (antiguo prostíbulo) al bajista de Minema por qué se hace hacer unos hipsters en el sastre para luego ponerse camiseta y bambas. Él contesta que porque sencillamente no es mod. [Para que te hagas una idea del tipo de revista y de cómo eran estos modernos de los comienzos]. Sin embargo, entrevista a Silvania. Mario y Cocó van diciendo de las suyas. Por ejemplo: ” Nosotros tenemos los mismos miedos, ansias y alegrías originales desde hace muchos años. Pero crecemos diariamente y de ese crecimiento nacen nuevas inquietudes. Nuestra obra es una obra honesta con ese momento y ese momento ha existido globlamente ante una realidad del pop de ese momento”. Pero lo mejor es lo siguiente: “‘Delay Tambor’ es sólo la punta del iceberg de nuestra actualidad creativa, que es mucho más amplia de lo que tú te imaginas. [toma ya, cómo las gastaban los tíos] Tenemos en nuestros secuenciadores y planes UNOS TEMAS DE ‘POP DE ESTRIBILLO’ MAYÚSCULOS […] que verán la luz pronto”. O sea que 5 años antes del primer disco de Ciëlo los tíos ya llevaban trabajando en los temas y nosotros sin tener ni idea… De hecho ayer recordaba cómo se me quedó la boca por entonces al leer esas líneas, lo había olvidado por completo.

    Pues eso. Un saludo.

    Pd: ¿has escuchado los discos de YAY! Records? Te los hiper recomiendo :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback URI

A %d blogueros les gusta esto: