Brezo, ovejas y Baudelaire

Hay muchísimas opciones a la hora de escoger el nombre para tu grupo. Puedes optar por poner tu nombre seguido del nombre de la banda como por ejemplo “los cárabos afelpados”, puedes escoger el nombre de alguna canción fetiche y dejarlo tal cual o adaptarlo, puedes poner el nombre de alguna actriz o cantanta o puedes optar por ponerle el nombre de la única novela de Baudelaire, que siempre queda más culto. Esto último es justo lo que hicieron unos chicos de Londres cuando un buen día se propusieron la difícil tarea de ponerle nombre a su banda. Entonces uno se puede preguntar, sonarán estos chicos afectados, sórdidos y decadentes, y la respuesta es no. Cantarán en francés, puede uno pensar, y tampoco. Alguno de ellos es francés, y nada, son inglesitos todos menos el cantante que es sueco. Leen a Baudelaire por las mañanas al levantarse o en la playa, pues ni idea pero por su bien espero que no lo hagan. Dicho esto, hablemos de lo que realmente importa, que cómo no, es su música. Y la verdad es que no me apetece demasiado pero haré un esfuerzo, que no se diga. Son un sexteto, por tanto tienen que ensayar bastante para no sonar a algo raro y obtuso, y se nota que ensayar ensayan pero de todos modos suenan un poco raros, como si hubieran crecido en un pueblucho de Yorkshire bajo la tutela de un párroco protestante, que les hubiera obligado a estudiar música y les hubiera quemado los amplificadores con queroseno. Vaya, que básicamente su música es acústica: guitarras, mandolina, banjo -pobre párroco, un instrumento norteamericano, sacrilegio en toda regla-, acordeón, violín, trompeta, saxo, melódica, xilofón, teclados, bajo y batería, más o menos. Y además son multiinstrumentistas porque yo en directo, menos las cuerdas vocales, les he visto intercambiarse todos los instrumentos más de una vez y de dos. Dato importante: uno de ellos, el bajista creo –la oveja negra de la familia, seguro- lleva tatuados los brazos y quién sabe qué más. También hay una chica que básicamente toca el violín y da saltitos y sonríe mucho. Se llama Cathy y no sé si es la novia del guitarrista o el cantante, yo la vi después del concierto con el guitarra, que es más alto que el sueco, que es quien canta y además lo hace realmente bien. Se nota un poco que le gustan David Byrne, Zach Condon y Graeme Downes, lo cual en mi nada modesta opinión demuestra un muy buen gusto. Llevan cuatro singles redondos como soles y este mes de octubre viajarán un mes a Nueva York para grabar su primer disco, lo cual denota en primer lugar que quieren hacer bien los deberes y en segundo lugar que el párroco o bien tiene unos feligreses muy generosos o bien es como el padre de los hermanos Jackson y los ha vendido al mejor postor. Yo, como siempre, soy más bien pesimista y creo que el álbum no estará a la altura de estas canciones, que de todas todas serán incluidas fijo en el disco, aunque con otra producción que más bien las estropeará. De eso estoy convencido y de que Fanfarlo son de lo mejor que le ha pasado al pop británico en los últimos años también.

Fanfarlo – Fire escape

Fanfarlo – You Are One Of The Few Outsiders Who Really Understands Us

Fanfarlo – Harold T. Wilkins


septiembre 18, 2008. Uncategorized.

Dejar un comentario

Be the first to comment!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback URI

A %d blogueros les gusta esto: