Perezosa y tonta

Si alguien me preguntara el motivo de que le dedique un espacio de mi preciado blog a una chica que hace poco más de diez años grabó unas canciones para el sello de un chico del que todo el mundo hablaba en la costa noroeste estadounidense -Calvin Johnson, concretamente- y ella no tenía ni idea de quien era hasta que un amigo se lo comentó, chica que no tenía ningún interés especial en ser cantautora ni artista ni nada, que incluso había estado viajando en un circo ambulante, y que simplemente necesitaba expresar lo que sentía y lo hacía a través de su guitarra y su voz, pero un buen día se marchó como había llegado, sin hacer demasiado ruido, conoció a un chico de la zona y se abrazó a él, se casaron y se quedaron a vivir en Vancouver, tuvieron criaturitas y se acabó lo de grabar canciones, melodías que recordarían unos pocos más que nada porque no sirven para hacerse el moderno ni para parecer más inteligente y si las oye tu novia se pone celosa y te dice que qué haces escuchando a esa tonta con voz de niña y te pide que no pierdas el tiempo con semejante bobada y la ayudes a guardar la compra, y tú piensas que las canciones son bonitas pero no se las puedes grabar a los amigos porque te van a decir que eres un moña y que deberías escuchar a una tipa que se llama Polly porque mola más y tú te compras sus discos pero terminas escuchando a Lindiwe porque parece más simpática y más auténtica y sabes que en tus sueños estará ella sentada en una roca junto al riachuelo con un cesto lleno de fresas acabadas de recoger y su guitarra y tú le preguntarás qué está haciendo en esos parajes donde pueden acechar osos, pumas, coyotes y boy-scouts hechizados llenos de maldad, y ella te contesta que no teme a nada porque como decía Woody Guthrie una guitarra puede hasta matar a los fascistas y tú le pides que toque alguna canción suya y ella responde que vale, que no son nada del otro mundo, que las acaba de componer porque le han pedido que grabe un disco y tiene un estudio reservado para ella y apenas tiene media docena de ellas que dan para un miniálbum pero no más y no quiere quedar mal con esa gente porque son muy majos y han grabado con Kurt Cobain y Beck y ella está un poco nerviosa aunque no demasiado porque le han comentado que la acompañarán dos chicos, al bajo y a la batería, y así no se sentirá tan sola y entonces empieza a tocar la guitarra y a cantar un tema suyo y tú sientes que es el tema más bonito del mundo y entonces te fijas en su cara y también ella te parece la chica más preciosa del planeta y cuando termina aplaudes y ella sonríe y tú le deseas mucha suerte y que lo pase estupendamente en Olympia y le das dos besos y sigues tu camino por el sendero del bosque y ella se marcha por la otra senda y ya nunca más vuelves a oír hablar de ella pero como tienes el disco siempre puedes escuchar de nuevo su voz y de repente te entra el sueño y te das cuenta de lo tarde que es y entonces te lavas los dientes y te vas a la cama y, maldita sea, no has contestado a la pregunta, o sí.

Wandering Lucy – Marthy´s tune

Wandering Lucy – Home, home, home


septiembre 3, 2008. Uncategorized.

Dejar un comentario

Be the first to comment!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback URI

A %d blogueros les gusta esto: