Dolores, Annabel y Monique

Una noche, Annabel se las compuso para burlar la estricta vigilancia de su familia. Bajo un macizo de nerviosas y esbeltas mimosas, detrás de su villa, encontramos amparo en las ruinas de un muro bajo de piedra. A través de la oscuridad y los tiernos árboles veíamos, igual que si fueran arabescos, las ventanas iluminadas que retocadas por las tintas de colores del recuerdo sensible, se me aparecen hoy como naipes -acaso porque una partida de bridge mantenía ocupado al enemigo-. Ella tembló y se crispó cuando le besé el ángulo de los labios abiertos y el lóbulo caliente de la oreja. Un racimo de estrellas brillaba pálidamente sobre nosotros, entre siluetas de largas hojas delgadas; aquel cielo vibrante parecía tan desnudo como ella bajo su vestido liviano. Vi su rostro reflejado en el cielo, extrañamente nítido, como si emitiera una tenue irradiación. Sus piernas, sus adorable y vivaces piernas, no estaban muy juntas, y, cuando localicé lo que buscaba, sus rasgos infantiles adquirieron una expresión soñadora y atemorizada en la que se mezclaban el placer y el dolor. Estaba sentada algo más arriba que yo, y cada vez que en su solitario éxtasis se abandonaba al impulso de besarme, inclinaba la cabeza con un movimiento muelle, letárgico, que tenía un no sé qué de triste e involuntario, y sus rodillas desnudas apretaban mi muñeca y la oprimían con fuerza para relajarse después; y su boca temblorosa, que parecía crispada por la acritud de alguna misteriosa pócima, se acercaba a mi rostro respirando jadeante. Mi amada procuraba aliviar el dolor del anhelo restregando primero ásperamente sus labios secos contra los míos; después echaba hacia atrás la cabeza sacudiendo nerviosamente su cabello, y, por último, volvía a inclinarse sobre mí como impelida por una fuerza irresistible y me dejaba succionar con ansia su boca abierta; por mi parte, impulsado por una generosidad pronta a ofrecérselo todo, mi corazón, mi garganta, mis entrañas, le había hecho rodear con su puño inexperto el cetro de mi pasión.

Recuerdo el perfume de ciertos polvos de tocador -creo que se los había robado a la doncella española de su madre-: un olor un tanto dulzón, no demasiado intenso, a almizcle. Se mezcló con su propio olor a bizcocho, y, súbitamente, mis sentidos parecieron crecer hasta llegar al borde que los limitaba. La repentina agitación de un arbusto cercano impidió que se desbordaran y mientras nos apartábamos el uno del otro, esperando con las venas doloridas por la tensión que sólo fuera consecuencia del paso de un gato vagabundo, llegó de la casa la voz de su madre que la llamaba -con frenesí que iba en aumento- y la imponente figura del doctor Cooper apareció cojeando en su jardín.

Vladimir Nabokov, Lolita

Momus – Coming in a girl´s mouth

Momus – Coming in a girl´s mouth (karaoke)

julio 3, 2008. Uncategorized.

4 comentarios

  1. Cesc replied:

    Ah, la letra para el karaoke :)

    MOMUS – COMING IN A GIRL´S MOUTH

    What is the cultural meaning of coming in a girl’s mouth?
    Do I wish to feed her or fill her mouth with filth?
    Is it just to test whether she accepts my messiest mess
    Or simply paint a funny milk moustache across her face?

    Or is there in this thrilling ritual something messianic
    Some sort of baptism by sperm?
    Like my cock is John the Baptist saying
    “One day someone greater than me shall come”
    Or some Moses who leads an entire nation across her tongue
    To liberation

    That must be it ….. why else fill a girl’s mouth saltily full
    With a fluid the consistency of honey, tapioca and motor oil?

  2. Cesc replied:

    También me olvidaba de comentarles que el señor Nick Currie a.k.a. Momus estará tocando este sábado 5 de julio en el festival Faraday que tiene lugar en la bonita villa de Vilanova i la Geltrú, concretamente en el idílico Molí de Mar. Si se encuentran por la zona, no deben perdérselo.

  3. capgre replied:

    Bueno, bueno…
    Aviat haurem de pensar en una senyal rollo /X\ que avisi dels continguts que es poden esperar d’aquest blog. Sembla que la calor apreta amb força.
    Ejem…

    Per cert, m’ha agradat molt la furibunda crítica que li fan aquí al Momus de marres.

  4. Cesc replied:

    Oh no, no és res premeditat… feia temps que volia posar aquest fragment perquè quan es pensa en el llibre de Nabokov tothom se´n recorda de la Lo, però de la Annabel i la Monique què? I com ja ha arribat l´estiu, l´època més carnal de l´any, doncs he cregut oportú incloure´l…

    Sobre senyals a mi m´agrada XOXO. Com ja saps la pornografia m´interessa molt, encara que moltes vegades li falta sentit de l´humor, que és precissament el que li sobra al Sr. Currie. Per mi, tot el que ens envolta avui en dia té referències sexuals o directament pornogràfiques així que és impossible escapar-ne´n. I en general hi ha molt mal gust i poca imaginació, jo moltes vegades he pensat en fer-me director de cinema X però segurament les meves històries no serien acceptades i les considerarien poc estimulants per al públic masculí estàndard, una llàstima. Una història en la línia de “Women in love” de D H Lawrence amb sexe explícit o bé “La Dentellière” de Goretta en plan porno…

    La crítica que comentes em sembla vàlida encara que un pèl injusta… Tan sols diré que Momus pertany a la classe d´artista rabelesià que sempre he admirat, sobretot sobretot pel seu saludable sentit de l´humor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback URI

A %d blogueros les gusta esto: