Amor post-industrial

Anoche estuve escuchando un disco que hacía muchos años que tenía olvidado. Cuando salió publicado, allá por el año 1996, recuerdo que lo ponía prácticamente todos los días antes de acostarme y las canciones se convirtieron en algo muy especial e íntimo. Desde entonces no lo había vuelto a escuchar más porque quería guardar el recuerdo de lo que significó para mí y temía que ya no me gustara o que las imágenes que yo asociaba con esa música ya estuvieran amarilleadas. Pero el caso es que ayer me apetecía arriesgarme y probar qué sensaciones me produciría la escucha del único disco que publicó el grupo Shoestrings, el dúo formado por Mario Suau y Rose Uytuico, en el sello norteamericano Le Grand Magistery. Obviamente, con ese nombre, ya podrán imaginar que no se trata de ningún grupo de metalcore ni de post-rock, y están en lo cierto porque lo que hacían estos chicos era pop confesional rollo qué bonito es estar enamorado de alguien tan fantástico/a como tú y qué feliz se siente uno/a junto a ti. Para ejemplificarlo gráficamente, en la portada aparecían abrazados demostrando cuánto se amaban. Vaya que entraba ganas de coger el cd y someterlo a toda clase de pruebas para probar su solidez y su resistencia. Y yo además pensaba, “total, tanta pose y tanta tontería, para cuatro días que vais a durar”. Y cuánto me alegro ahora de haberme equivocado, porque después de doce años Mario y Rose siguen juntos y además componiendo música bajo el nombre de Invisible Twin y ya tienen preparado un disco que saldrá este año en el mismo sello Le Grand Magistery. Pero volviendo a los Shoestrings, sus canciones eran un tributo a grupos de Sarah Records como Field Mice, Northern Picture Library y Blueboy y también a los The Wake etapa Factory Records, y en ocasiones las similitudes eran más que evidentes. Sin embargo, había algo que les distinguía de todos estos grupos y que para mí es lo que daba valor a su música. Quien haya escuchado a los grupos de Sarah Records -en este mismo blog pueden disfrutar de varios de ellos- sabrá que la visión que tenían del amor era muy victoriana, todo era muy puro y casto y parecía como si el sexo para ellos fuera algo sucio y feo. Y a mí eso me molestaba bastante, a pesar de que se trata de mi sello favorito y mi educación sentimental tiene una profunda base en esas canciones, y nunca entendí ese recatamiento. Con ello tampoco quiero decir que las canciones de los Shoestrings traten sobre el sexo anal y el onanismo, pero de su música se desprendía una sensualidad, una carnalidad que ciertamente los acercaba más a The Wake y los distinguía de Bob Wratten y compañía. Yo que soy un voyeur en potencia, podía imaginármelos amándose en sentido amplio y ese exhibicionismo me resultaba sumamente placentero. Escuchando sus canciones sentía como en las gélidas noches de invierno de ese Detroit sucio e industrial, bajo el nórdico y las sábanas, los dos enamorados se entregaban al arte amatorio mayúsculo mientras yo volaba hasta el dormitorio de mi trémula amada y le besaba ese sexo que se abría como la flor del magnolio mientras ella acariciaba con sus labios el resbaladizo tronco. Anoche volví a escuchar el disco y ciertamente ya no volé hasta ninguna alcoba, pero los temas de Wishing on planes volvieron a hacerme placentero ese corto instante que va desde que Rose canta “Wake me when it´s over” y Mario canta “I heard you´d gone South somewhere / Where are you? / Where are you?”.

The Shoestrings – Timeline

The Shoestrings – Understand me


abril 16, 2008. Sin categoría.

Dejar un comentario

Be the first to comment!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback URI

A %d blogueros les gusta esto: