¡Viva la Monarquía!

Yo no quería entablar contacto con la gente, tú lo sabes, quería que mi relación se produjese exclusivamente a través del cine, filmando y proyectando, pero claro, a medida que fui necesitando nuevas presas no tuve más remedio que hablarlas, convencerlas, citarme con ellas, invitarles a beber, a comer, en fin, que como tú sabes, yo no puedo hacer esas cosas sin cierta ayuda. Bueno, no nos engañemos, la verdad es que necesitaba placer y no necesitaba ninguna ayuda, placer adicional. Total, que a lo tonto a lo tonto, me vi atrapado por mil chorradas que absorbían toda mi energía, sin saber qué iba a pasar luego, como venga a dar vueltas a lo mismo y olvidándome por completo de a lo que había venido.
Iván Zulueta

Ayer fue uno de esos días de furia en los que me invade el mal humor y la rabia, me siento abandonado, humillado y tengo ganas de salir a la calle y romper todo el mobiliario urbano. Los gatos al verme huyen despavoridos y los niños se ponen a llorar. Me preguntaba por qué gasto mi energía en construir castillos de espuma, si después se desmoronan ellos solos. En cambio, hoy me he despertado con la melodía de una canción infantil catalana sobre un caracol que saca los cuernos y sube por una montaña, o algo así, que entonaba una niña desde la acera de mi calle. Al instante, he sabido que el día que me esperaba sería muy distinto. Me he duchado, he salido a buscar el pan, he desayunado y luego he quedado con mi hermana pequeña –yo pensaba que también estarían su amiga editora y las gemelas de Rubí, pero me equivocaba- para ir a la celebración del septuagésimo aniversario del Circuito de Montjuïc. Bueno, en realidad, los fitipaldis no es que me interesaran demasiado, yo lo que quería era ver la actuación matinal del grupo más bien vestido que existe por estos lares, los inigualables y siempre imprevisibles Los Soberanos, liderados por el incombustible Ivo von Menzel. Prometían que en el entreacto iban a quemar una foto del Rey –Elvis, se entiende-, en horario infantil y ante un público (ocasional, todo sea dicho) numeroso, que se congregaba expectante y muy animado –quizás ayudara la degustación gratuita de vermú. Al final, he llegado tarde y me he perdido media actuación –eso sí, la versión de Temperamento español la he gozado como pocos-. Mi hermana estaba radiante, con un bello vestido blanco con estampado de flores negras y un collar de bayas color rojo. Como comprenderán, mi orgullo de hermano mayor estaba por las nubes y con todas las miradas lascivas de jóvenes bakalatas, solteros que parecían romper la cremallera con tanto vehículo de carreras, padres de familia y algún que otro jubilado, pues no hacía más que acrecentarse. Después de todo y a pesar del abundante alcohol matutino, no la hemos pillado de milagro, más que nada porque luego habíamos quedado para almorzar con los padres y tampoco era plan.

Por la tarde, después de la sobremesa -en la que se han tratado temas tan interesantes como la diferencia entre edredón y nórdico, la temperatura a la cual debe servirse el vino tinto, la terrible falta de disciplina y buenas maneras de las generaciones de jóvenes posteriores a la mía y cuál es el mejor abono para los jazmines-, me he dirigido a uno de mis cines de arte y ensayo favoritos para ver la última película de Augusto M. Torres, director, crítico y productor de cine. La película se titula Las películas de mi padre y me ha llamado la atención, entre otras cosas, por el cartel en el que aparece una escena lésbica. Trata de una chica cuyo padre ha muerto, la cual descubre los negativos que éste había filmado en su juventud, la mayoría cortos experimentales. Lo curioso es que el padre es el mismo Augusto y en la película aparecen trozos de entrevistas con Iván Zulueta (no en vano, Arrebato la produjo el mismo Augusto), Jaime Chávarri y diversas actrices de las cuales la protagonista quiere averiguar cuál es su madre, pues ésta la abandonó siendo niña. El conjunto es un poco confuso ciertamente, pero es que además, con cuentagotas van apareciendo todo de escenas tórridas, la mayoría lésbicas, que no aportan nada al hilo argumental y que parecen un puro ejercicio onanista del director. A mí no es que me importe, la verdad es que me he reído mucho –tampoco molestaba porque éramos cuatro espectadores en la sala-, sobretodo porque la actriz era una de esas niñas de clase media-alta que se apuntan a arte dramático y luego sus interpretaciones dan risa. Lo mejor sin duda eran las imágenes de los cortos que realizó Augusto M. Torres a comienzos de los 80, auténticos delirios oníricos en los que el común denominador es su fascinación por el sexo opuesto y en concreto las niñas. El que más me ha gustado era uno en el que un asesino iba haciendo desaparecer a sus víctimas de las formas más increíbles mientras una de las actrices, en primer plano, afirmaba que “a los animales carnívoros les gusta torturar a sus víctimas pues así la carne tiene un gusto más apetitoso”. Qué demente.

Ayer cumpliste los 16Me están mirando

Yo no tengo a nadie (videoclip)


octubre 14, 2007. Uncategorized.

6 comentarios

  1. Meriette replied:

    Yo no sé mucho de todo esto pero creo recordar que era algo así como: “al pan pan y al vino ¡ALPINO!”

    hyvää hyöty!

  2. Pirulacha replied:

    Yo solo queria decirte que estoy empezando mi conversión al movimiento “new snob”…bueno “snofff”, y que seguiré informandote. Ah! y que es un halago que aceptes que tu hermana pequeña tenga dos amigas de Rubí :).

  3. Cesc replied:

    Meriette, Meriette, que una no puede lucir tales vestidos en celebraciones multitudinarias del vulgo, que me va a provocar una huelga de cardiólogos!!! Hablando de cardiólogos, el mío lleva días insistiendo que me tome unas vacaciones en algún balneario del Pirineo francés y que me apunte a artes marciales (esto último no acabo de comprenderlo), dice que si no le hago caso no voy a llegar ni a los cuarenta, ¿puede creérselo?

    Por cierto, me han comentado que le regalaron una guitarra acústica rosa con la Hello Kitty para su cumpleaños. Cuando aprenda a tocar alguna melodía, pongamos de las Tiger Trap, sepa que gustosamente me dejaría caer en la trampa ;)

    Como no entiendo nada de finlandés, me despediré enviándole un beso tan fraternal como me sea posible.

  4. Anonymous replied:

    un saludo por alusiones :p
    la otra gemela

  5. Cesc replied:

    Señorita Pirulacha,

    No sabe la ilusión que me hace que finalmente se haya armado de valor y me haya escrito un comentario… ya creía que antes iban a llegar los chinos a Marte.

    Sepa que siempre han sido, son y serán mis Pili i Mili favoritas, así que no es necesario que se ruborice por ello. Lo que no comprendo es lo que me comenta de esnobismos y demás, las modas están para que las sigan los otros, no usted. Así que déjese de tonterías, que con su estilo New Yorker y su carisma ye-yé no necesita convertirse a nada (y a la Cienciología menos aún). Eso sí, siga visitando la Filmoteca Española, que allí seguro que no le ocurrirá nada malo, y tome notas de conversaciones interesantes que oiga por la calle. Ve, se me olvidó comentarle una muy graciosa que presencié hará unas semanas en una de estas tiendas de telefonía prefabricadas que abundan por las ciudades. Una chica quería cambiar de contrato pero el móvil no era suyo. Entonces la dependienta le informa que el propietario debe ser quien realice el cambio. Y va y ella le responde “es que me lo regalaron antes de que fuera mío y ahora ya no recuerdo quien me lo regaló”. Le juro que salí de la tienda con un dolor de diafragma increíble.

    Un fuerte abrazo,
    Cesc.

  6. Cesc replied:

    ¿Más gemelas? ¡Van a provocarme un mareo!

    Pues nada, gracias por interrumpir sus labores humanitarias con los salvajes y dedicarle un segundo a este otro salvaje.

    Un salido, perdone, quería decir un saludo,
    Cesc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback URI

A %d blogueros les gusta esto: