Buceando en tu piel

La música pop siempre ha recibido críticas por su simplicidad, su intrascendencia y su superficialidad. Pues bien, quien afirma esto es que sin duda no ha escuchado jamás a grupos como Disco Inferno, Seefeel y, los que nos ocupan hoy, Insides. Y cito a estas bandas en concreto porque creo que son las que han llevado la música popular hasta límites que nadie ha logrado alcanzar nunca. Para mi su obra es puro arte de vanguardia, valiente, inquieto y poético como el que más, pero lo que es más importante, accesible. Su experimentación no tenía como finalidad la autocomplacencia y huían del caos sonoro, el ruido porque sí, prefiriendo refugiarse en melodías deconstruidas, llenas de calidez y sensibilidad. La experimentación también podía ser bella y siempre debía estar al servicio de la canción, no al revés. No bastaba con llegar al cerebro y saciar a las neuronas, también había que alcanzar el corazón. Ellos hacían pop con samplers, buscando la libertad de la música electrónica y el hip hop, pero sin abandonar los instrumentos de siempre ni la letra cantada. Desde sus comienzos, como bandas más o menos convencionales, hasta sus últimos discos, podemos observar una evolución imprevisible, asombrosa e independiente que no se da en ningún otro grupo de música, sea cual sea el estilo que elijan. Pero es que además están los sellos discográficos, Rough Trade, 4AD, Too Pure y Warp, sin el apoyo de los cuales sus arriesgadas propuestas se hubieran quedado en el olvido. Sin embargo, la influencia de estas bandas, desde finales de los 90, es prácticamente inexistente, tan solo unos pocos se han decidido a seguir sus pasos y sus resultados en ningún caso han logrado alcanzar los de sus ídolos. Entre ellos, como he comentado, se encontraban Insides, grupo que formaban Kirsty Yates y Julian Tardo. Ambos se conocieron en la Universidad de Brighton a comienzos de los 90 y junto a Dimitri Voulis formaron Earwig, banda que grabó para el sello de la ciudad La-Di-Da Productions. Su álbum del 92, Under My Skin I Am Laughing, fue toda una sorpresa y ya dejaba intuir el camino que seguirían en años posteriores bajo el nombre de Insides. Como llegó a decir Ned Raggett, ellos eran Stereolab antes que Stereolab y sin llegar a ser Stereolab, lo cual parece un sinsentido pero no lo es. Mientras Laetitia Sadier y Tim Gane se impregnaban de Krautrock ellos preferían los discos de Factory Records y las espirales de Vini Reilly. Y mientras ellos repetían la fórmula hasta la saciedad, Yates y Tardo optaron por una bella metamorfosis que los llevó a ser fichados por Ivo-Watts Russell para su sello 4AD, aunque dada la particularidad de su propuesta finalmente sus discos salieron en el subsello Guernica. En el verano del 93 se fueron a Edimburgo para grabar su primer disco como Insides y Ivo debió quedar tan impresionado que en noviembre de ese mismo año el disco Euphoria salía publicado. Para mi, es sin duda una de las obras cumbre de los 90 y de la música pop de todos los tiempos, nueve canciones que forman un todo coherente y sólido difícil de conseguir si tenemos en cuenta que cada una por si sola es una maravilla. Las secuencias programadas y los sampleados de cosecha propia de Tardo que se repiten constantemente logrando penetrar en nuestro subconsciente de un modo sutil y placentero y las letras oscuras pero a la vez tiernas de Yates provocan momentos de una intimidad sonora única. Frases como:

I hate lovers. I hate the way they go to the bathroom in shifts after they´ve fucked.

And I can finally come clean, lie back and not feel? And not feel guilty.

What if demanding attention has nothing to do with devotion, and everything to do with self obsession? I´m so jealous I can´t speak.

This is as close as I can bear. Eyes down. Everything´s in place. You´re skinny. Way too skinny.

O la letra de Relentless, que es de una simplicidad y un lirismo difíciles de conseguir:

It´s time to say goodbye to those phonecalls that made you cry, and see that I could be more than friendly. Trust me, I wouldn´t dream of abusing your trust. I only dream of never having to dream again.

Son muestras del talento y la honestidad de Yates, una de las grandes letristas de la música pop. Y uno no puede dejar de pensar en la cotidianidad de estos dos músicos y como en cualquier relación los momentos alegres siempre tienen su contrapunto crudo y tormentoso, donde el equilibrio entre ambos hace del amor algo duradero. Pero como de estos temas yo sé más bien poco, terminaré diciendo que Tardo sigue ligado a la música y es dueño de la Church Road Recording Co., unos estudios en Hove, en los cuales también trabaja Paul Stewart, sí el miembro de Blueboy y Beaumont. En ellos han grabado ni más ni menos que Harper Lee, Lovejoy y los mencionados Beaumont, casi nada.

Insides – Walking in Straight Lines

Insides – Distractions

Earwig – Sickhair

abril 25, 2007. Uncategorized.

Dejar un comentario

Be the first to comment!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback URI

A %d blogueros les gusta esto: