El dolor es el camino hacia el amor

La luna nueva detrás de su cabeza, un viejo casco sobre su cabeza, una accidental diadema de gotas de rocío en torno a sus sienes habrían sido accesorios suficientes para evocar a Artemisa, Atenea o Hera.

En nuestra era tanto los dioses como las diosas hace tiempo que cayeron del Monte Olimpo. Sin embargo, hay una persona que encarna para mi todas esas deidades femeninas mejor que ninguna y esa mujer no es otra que Elizabeth Price. Poco se sabe de ella y parece como si su espíritu se hubiera desvanecido misteriosamente, aunque siempre nos quedará su obra y eso no es poco. Estudiando en Oxford, allá por 1986, Elizabeth conoció a Amelia Fletcher y ambas formaron Talulah Gosh, una de las bandas fundamentales para entender el pop independiente de los 80 y una de mis favoritas. Durante aquel año grabaron sus míticos dos primeros singles y ofrecieron un concierto en el programa de Janice Long en la BBC. Poco después, Elizabeth decidió abandonar el grupo y junto con su novio por aquel entonces, Gregory Webster, miembro de los Razorcuts, empezó a grabar como The Carousel. Según cuenta Amelia, los padres de Elizabeth era muy católicos y nos les parecía nada bien que su hija estuviera en una banda de “punk-rock”, aunque su música era mucho más pop e inocente que unos Ramones. Pero The Carousel ya eran otra cosa muy distinta, si bien es cierto que la influencia de los grupos de chicas de finales de los 50 seguía presente, ello se combinaba con ciertos aromas folk, toda la imaginería católica y la fantasía medieval. El resultado de ello fueron tres singles, los dos primeros en su propia compañía Cosmic English Music, y un álbum con el curioso título Abcdefghijklmnopqrstuvwxyz que son auténticas joyas ocultas de la música pop. Particularmente, yo prefiero las canciones de esos singles, que fueron recopilados en el álbum I Forgot To Remember To Forget, en las cuales la guitarra acústica de Gregory y la preciosa voz de Elizabeth se bastaban para crear un mundo particular y único. Cómo no sucumbir al encanto y al hechizo de unas melodías tan delicadas y frágiles, donde el amor es el tema supremo y títulos como Sorrow Is The Way Of Love nos recuerdan que, efectivamente, sin dolor no se puede llegar al amor verdadero.

EvergreenWill You Wear Love

abril 12, 2007. Uncategorized.

5 comentarios

  1. Emma was an angel replied:

    por ahi en incosciente colectivo vamos hablando de lo mismo..

  2. Emilio replied:

    Pues no te digo ya Heavenly, el grupo de Amelia.

  3. Cesc replied:

    Hola Emma,

    Qué bueno que nuestro subconsciente se mueva por semejantes coordenadas… aunque no geográficas… no sabes el placer que me produce que me lea alguien desde el Eje del Mal ;)

    Emilio, hablando de geografía, supongo que tú eres el lector habitual de los Países Bajos… la verdad es que estaba intrigado ;)
    Si nos referimos a Heavenly, te diré que es el grupo que cambió mi visión de la música… yo antes escuchaba básicamente música electrónica… aunque ahora me gustan más Talulah Gosh y Carousel y Amelia no me cae tan bien como entonces, pero esto ya lo contaré otro día.

    Saludos,
    Cesc.

  4. emilio replied:

    Vaya, parece que me tienes controlado.

    Sí, me gusta tu blog y cuando he visto que hablabas de estas adorables twee católicas, no he podido resistirme. Angelicales hasta para decir adiós.

    Cuenta porqué te cae mal la Fletcher.

  5. Cesc replied:

    Ja,ja,ja… no te preocupes Emilio, tan solo es que me gusta curiosear en qué países leen el blog.

    Cómo me gusta el vídeo de Heavenly… cuando estoy bajo de moral suelo verlo y vuelve a brillar el sol en mi interior… ojalá pudiera ser siempre tan estúpidamente feliz como ellos… aunque viendo a Mathew uno se da cuenta que las apariencias a veces engañan. Por cierto las chicas que hacen el coro son las que salen en el segundo disco de Carousel… una de ellas creo que es Eithne Farry, quien sustiyó a Elizabeth en Talulah Gosh.

    En cuanto a Amelia, no es que me caiga mal, lo que ocurre es que antes la tenía mitificada y ahora no. Yo, inocente, creía que toda esa inocencia y candor de la época Heavenly eran auténticos y resulta que en el fondo eran pura pose… lo cual tampoco me parece terrible… reivindicar tales valores es muy loable… pero bueno. Además como ella misma ha confesado, es una “control freak”, lo cual no quiere decir otra cosa que es un poco mandona y una vez que vi a Marine Research en directo le pegó una bronca a Cathy que no me gustó nada. Pues eso.

    Saludos,
    Cesc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback URI

A %d blogueros les gusta esto: