Primer amor, últimos ritos

Cuánto echaba de menos estas canciones, es una pena que nadie las pinche en los clubes. Esas guitarras cristalinas me traen ecos de un pasado que creía haber olvidado. Te beso. Cómo adoro esas armonías vocales que acarician mis oídos, suaves brisas primaverales que despiertan en mi el deseo de amarte para siempre. Tus brazos me apresan y el calor de tus senos me impide sentir el latir de tu corazón. Todos están bailando, nadie nos mira, podemos escapar entre la oscuridad y el denso humo, como si de un truco de magia se tratase. No, no quiero que mi sombra te haga desaparecer, es mejor que huyas, a todo arco iris le acompaña siempre una nube y yo no soy la excepción. No me mires con esos ojos, por favor, no lo resistiré y tú lo sabes bien. Por qué no dices nada, aunque sea una tontería, da igual, o pídeme que me marche. Lo volvemos a hacer, cómo te adoro, quisiera morir ahora mismo y recordar este momento como si fuera el último. Siguen sonando esas bellas canciones saltarinas, son los Razorcuts, cómo me gusta este tema. Bailemos un poco, sólo un instante, y después entreguémonos a todos los ritos que quieras. Me rindo. Pero es que no puedes ceder ante una melodía tan bonita. A veces no te comprendo aunque prefiero no hacerlo, me gusta ese aura de misterio que te rodea. Dime que me amas o mejor no lo digas nunca. Te beso.

marzo 20, 2007. Uncategorized.

Dejar un comentario

Be the first to comment!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback URI

A %d blogueros les gusta esto: