Ideales sublimes

Gérard de Nerval comienza su novela Aurelia con las siguientes palabras: “El sueño es una segunda vida. Jamás pude traspasar sin estremecerme esas puertas de marfil o córneas que nos separan del mundo invisible. Los primeros instantes del sueño vienen a ser la representación de la muerte. Un nebuloso embotamiento se apodera de nuestra mente, resultando imposible determinar el instante preciso en el que el yo, bajo una forma distinta, continúa la obra de la existencia. Se trata de un impreciso subterráneo que se va iluminando poco a poco, y en el que comienzan a destacarse de las sombras y de la noche las pálidas figuras gravemente inmóviles que pueblan la región de los limbos. A continuación el cuadro cobra forma, y una nueva claridad ilumina y pone en danza tan extravagantes apariciones. El mundo de los espíritus se abre entonces para nosotros.” Ayer fui a ver La ciencia del sueño, la última película del siempre sorprendente Michel Gondry, y recordé estas palabras tan certeras. Stéphane se enamora de Stéphanie, su vecina, que según él es diferente a las demás chicas y es que como cantaba un chico frágil inglés: algunas chicas son mejores que otras. Pero a nuestro protagonista le ocurre lo mismo que a Nerval y confunde constantemente el mundo de los sueños con la realidad, sin darse cuenta que su amada también está perdidamente enamorada de él. Hace unos días yo también tuve una revelación sorprendente al escuchar las canciones de una muchacha de Estocolmo que lee a Alfred de Musset y es ilustradora y diseñadora gráfica. Desde entonces no puedo dejar de oír los temas de Friday Bridge y en mis sueños suena esa voz tan lánguida y etérea que parece hasta irreal. Al comienzo evité buscar ninguna imagen suya pues me gustaba imaginármela como aquellas modelos de los pintores prerrafaelitas, cuya mirada parecía evanescente, aunque al final he cedido ante mis impulsos masculinos y me odio por ello. Sin embargo, la extraña belleza de su voz sigue poblando mis sueños y creo que poco a poco Ylva Lindberg se ha convertido en la ideal sublime de que hablaba Nerval, ahora sólo me queda encontrar la dulce realidad.

It Girl

febrero 18, 2007. Uncategorized.

2 comentarios

  1. Emma was an angel replied:

    La foto esta soñada , y como siempre las melodias que saco de aca muy buenas.Un saludo y buena semana.

  2. Cesc replied:

    Hola Emma,

    Eres muy amable, me alegra saber que te gusta la música que escojo.

    Saludos,
    Cesc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback URI

A %d blogueros les gusta esto: