Yo sé donde Ian Masters vive

A finales de los 80 un chico de Leeds puso un anuncio en el que buscaba gente para formar una banda. Este decía así:

“I need someone to write songs with – it doesn´t matter what you play or how well you play it – if you like listening to Eyeless in Gaza, Dead Can Dance, Ravel, John Barry, McCarthy, 13th Floor Elevators, The Misunderstood, Johnny Smith, Flatmates, Severed Heads, Television or similar but don´t want to rip them off then at least we´ve got that in common. Ring Ian on 784 719 anytime.”

Ian Masters, que así es como se llama nuestro protagonista, recibió dos llamadas de Graeme Naysmith y Chris Cooper y juntos formaron los Pale Saints, grupo que llegó a pertenecer a la prestigiosa compañía 4AD en la época de esplendor del movimiento shoegazing. Juntos grabaron dos álbumes que son auténticas obras maestras del pop de los 90, The Comforts of Madness y In Ribbons, en los que la voz etérea y angelical de Ian Masters llena las canciones de un poder ensoñador, casi mágico. Seis años más tarde Ian dejó la banda, cansado de las giras y las tensiones internas, y desde entonces su rastro ha sido cada vez más difuso. Primero colaboró con Chris Trout (AC Temple) en Spoonfed Hybrid grabando un álbum para la compañía Guernica (sello paralelo de 4AD) y un mini-álbum, irregulares pero con bellos momentos de una solemnidad cercana a los Dead Can Dance . Luego compuso junto a Warren Defever de los His Name Is Alive algunos discos como ESP Summer, en los que se produce un giro hacia la sencillez y lo acústico, siempre con un espíritu experimentador e inquieto. Y es de esta colaboración de la que, a mi parecer, surgen los últimos momentos de brillantez de este pequeño genio que es Ian Masters. Con ello no quiero decir que su obra posterior carezca de interés, todo lo contrario, pero yo consideraría a Oneironaut, Friendly Science Orquestra, I´m Sore, Sore and Steal y Wing Disk (junto a Mark Tranmer) como experimentos en los que la música es llevada hasta extremos difíciles de imaginar, donde la magia y lo espiritual siguen más presentes que nunca, pero las melodías son deformadas hasta casi desaparecer y la voz de Ian apenas se oye. Solo nos queda esperar que continúe componiendo desde su escondite y que los responsables de las discográficas no sigan ignorando a uno de los grandes trovadores contemporáneos.

ESP Summer – Sticky Sun


enero 11, 2007. Uncategorized.

2 comentarios

  1. So Young replied:

    Realmente en el pop británico ha habido varios casos famosos de grupos que se han formado a partir de un anuncio…es curioso, y difícil de imaginar que pudiera pasar aquí en España, por ejemplo. No sabía que los Pale Saints eran uno de ellos, siempre me gustaron mucho

  2. Nerf replied:

    Genial este artículo. Soy un gran fan de Pale Saints y las aventuras posteriores de Ian y comparto casi todo lo dicho aquí.
    The Conforts Of Madness me parece una de las obras británicas imprescindibles de los 20 años, a la altura de grandes como el Loveless, The Queen Is Dead o Stone Roses. In Ribbons es un gran disco, aunque creo que no llega a la genialidad de su predecesor. Aún así, discazo. Y ya se empieza a percibir como cada vez a Ian le llena más componer canciones oscuras y experimentales como Hair Shoes o Shell.
    Lo de Slow Buildings ya es otra historia, aunque no voy a ser yo quien critique ese disco.

    Spoonfed Hybrid me encanta. Su disco me parece toda una joya olvidada con temas enormes que aún tienen esa esencia más pop y preciosista de Pale Saints. Heaven’s Knot sería una de las mejores canciones de ellos, y por encima de cualquiera de Slow Buildings.
    Aunque aquí ya le da fuerte con la experimentación, y pone las cosas difíciles con una producción arriesgada y original, aunque aquí supongo que también metió mano Chris Trout.

    Y después está ESP Summer. Como dices quizás los últimos momentos de brillantez de Ian. Pero menuda brillantez. Este me parece un disco de folk sobresaliente, experimental y clásico a la vez, visionario… En muchas ocasiones este disco suena como Animal Collective pero casi 10 años antes. Un album que creo que debería ser impresindible para todo aquel que escuche el nuevo folk de los últimos años.

    Y lo que viene después… pues poca cosa. Supongo que Ian tendría otra cosas que hacer en la vida, y lo de la música se convirtió desde entonces en un pequeño hobby donde hacer sus pinitos experimentales. Apenas canta en ninguno de estos últimos proyectos, y para mi eso le quita la brillantez que creo que tiene cada cosa que toca.

    Leí en el foro de 4AD que vive en japón dsde hace años, se casó con una japonesa y ha colaborado con artistas de allí. Entre ellos el grupo Luminous Orange ( http://www.myspace.com/luminousorange ), que según he leído canta en un par de temas.

    Te dejo unas fotos que pillé por casualidad de un bolo en Japçon tocando con no sé quien:
    http://www.cavestudio.org/cue/live_from_far_east/flashback/2003/04_19/

    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback URI

A %d blogueros les gusta esto: