Matar a un ruiseñor

Hay imágenes que se le quedan a uno grabadas en el subconsciente para siempre. Una de las que más me impactó de niño fue la de un pequeño mirlo que se había caído de su nido y en vano clamaba para que sus padres le rescataran, allí en el suelo, indefenso, sin ninguna posibilidad de sobrevivir. Su angustia y aflicción me sobrecogieron de tal manera que sin saber muy bien el porqué empezaron a caer algunas lágrimas por mi rostro, mientras la rabia y la impotencia me obligaban a que terminara con su sufrimiento de la manera más drástica posible. Qué cruel es la naturaleza que empuja a los seres más débiles hacia su sino negándoles una vida como la de los demás. Cada vez que escucho canciones pop como la que hoy nos ocupa del grupo Snowbirds o las que cantaba Alice en las Marine Girls un sentimiento de compasión y ternura aflora en mi. Porqué tal fragilidad y sensibilidad parecen irreales en un mundo como éste y obviamente están en grave peligro de extinción. Por ello solo nos queda poner estos temas y pensar que entre nosotros una vez existieron criaturas celestiales cuya luz tristemente se apagó.


noviembre 27, 2006. Uncategorized.

One Comment

  1. Anonymous replied:

    sí que es bonita, pardiez. Escribo esto mientras suena la canción en mi pc y me recuerda inevitablemente a Talulah Gosh

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback URI

A %d blogueros les gusta esto: